immigration nation netflix trumpEn el año 2017, los cineastas Christina Clusiau y Shaul Schwarz obtuvieron del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), acceso total detrás de escenas a sus oficiales e instalaciones. Aquí registraron con sus cámaras el costo humano de la política de inmigración de tolerancia cero de Trump, captando familias indocumentadas destrozadas y colocadas en ruinosos centros de detención.

Según Clusiau y Schwarz, ICE, a quienes se les permitió por contrato revisar los cortes de la serie, pero solo para solicitar ediciones por violaciones de privacidad o errores de hecho, exigió no publicar nada hasta después las elecciones presidenciales en ese país en el 2020, indicando que, la orden provenía "desde arriba", informó The New York Times. A pesar de la presión gubernamental, la serie documental de seis episodios, 'Immigration Nation', llegó a Netflix el 3 de agosto.

En una entrevista para la agencia EFE, Shaul Schwarz indicó: ‘Hay 20.000 agentes, algunos son buenos y otros no. Tienen que hacer un trabajo difícil y la administración ha calentando mucho el ambiente'.

Luego de una batalla legal, Schwarz y Clusiau pudieron finalmente estrenar el resultado de tres años de trabajo y gracias a un contrato que protegía libertad de prensa para poder documentar escenas en las que se evidencia un sistema lleno de dudas éticas, como por ejemplo agentes que no se identifican para acceder a una vivienda o detenciones de personas con el fin de cumplir con un número objetivo.

La acción de la serie comienza el 9 de abril de 2018, tres días después de que el Fiscal General Jeff Sessions anunció que las agencias federales deben ‘adoptar de inmediato una política de tolerancia cero para todos los delitos’ relacionados con la entrada ilegal a los EE.UU.

En administraciones anteriores, ICE priorizó a quienes cometen delitos graves. Bajo Trump, como explica un funcionario de la agencia, "estamos arrestando a todos los infractores de inmigración, si lo condenan o no por un delito".

También hay un gran número de lo que los agentes llaman "colaterales", o personas indocumentadas que ni siquiera están acusadas de cometer un delito, pero que están presentes durante una redada. En una escena, el director de la oficina de campo de ICE en Nueva York pregunta repetidamente a sus agentes "cuántos objetivos" han acumulado ese día; después de eso, llama a un agente de ICE y le dice: "Traiga al menos a dos personas, no me importa lo que haga".

Algunas de las agentes femeninas e hispanas parecen estar en conflicto por lo inhumano de sus trabajos y expresan su frustración con el arresto sin garantías.

“Por suerte para nosotros, no hemos estado involucrados en nada de eso de la separación familiar. No arrancamos a los niños de los brazos de las familias y cosas así. Eso no es lo que hacemos”, dice una agente de ICE en la ciudad de Nueva York. Lo que sigue es quizás la secuencia más desgarradora de 'Immigration Nation', donde ese mismo oficial separa a un neoyorquino de su bebé que llora.

'Espero que la audiencia lo vea con mente abierta porque es un tema tan divisivo que es difícil tener conversaciones porque todo el mundo criminaliza al otro. Espero que la gente tenga nociones de lo que es la inmigración", señaló Clusiau a EFE.

"Hicimos la película que siempre quisimos hacer. Los cambios solo fueron de ciertos permisos legales. El problema es que después de verlo quisieron cambiar todas las reglas del juego'. 'Se demoraban en todas las revisiones. Y llegó un punto en el que dijeron: hey, lo iban a estrenar en noviembre', lo cual era completamente falso. Nunca dijeron la palabra elecciones, pero era de suponerse, por el tiempo que indicaban', explicó Shaul Schwarz.

 

 

Comparte
hablandodecine.com